Desde 1995, construyendo una sociedad diversa y antirracista

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Desde 1995, construyendo una sociedad diversa y antirracista

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

SOS Racismo alerta del auge del racismo y reclaman una Directiva contra delitos de odio en el Parlamento Europeo

La Federación SOS Racismo, junto a la portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya Verds, Ernest Urtasun -y con la asistencia de otros Eurodiputados como Josep Maria Terricabras, Iratxe García y  Juan Fernando López Aguilar- y organizaciones internacionales como PICUM Y FEANTSA, han presentado el informe SOS Racismo 2016 sobre el Estado del Racismo y la Xenofobia en el estado español.

Una de las cuestiones sobre las que se ha alertado en esta presentación, es el repunte del racismo en el Estado español, y la necesidad de desbloquear la Directiva sobre discriminación y delitos de odio, que lleva atascada en el Consejo desde antes de que comenzara la presente legislatura. Esta propuesta, defendida por SOS Racismo, y que ha contado con el apoyo de varios eurodiputados, tendría como objetivo disponer de herramientas que permitan luchas contra esta realidad.

Asimismo, otra de las propuestas recogidas en el informe 2016, y que se han puesto encima de la mesa habla de la necesidad de promulgar una Ley integral contra la discriminación que regule, no sólo los casos más obvios, sino también “el racismo que no se ve, o el microrracismo”. Esta ley debería ir acompañada por una Ley de Protección de Víctimas de delitos de odio que proteja a las potenciales víctimas de delitos de odio al margen de la situación administrativa de la víctima. Esta reivindicación, recogida en el informe y que ha contado con el apoyo de los asistentes- viene dada porque las víctimas del racismo y la discriminación no tienen siempre asegurado el derecho a poder denunciar ya que, “si por ejemplo, una persona migrante en situación irregular va a una comisaría, lo primero que puede encontrar es una orden de expulsión”.

Otro de los elementos analizados es que, pese a la concepción general de que en el Estado español no hay un partido de extrema derecha” que imponga sus políticas xenófobas y racistas, se debe prestar atención a muchas medidas, políticas y discursos públicos ya que no sólo son parte de lo que se viene llamando «Racismo institucional», sino que también que pueden generar el caldo de cultivo para la aparición de este tipo de fenómenos. En este sentido, las personas asistentes apelaron a la responsabilidad  y a la búsqueda de soluciones que erradiquen prácticas como las detenciones de perfil étnico, la discriminación en procesos administrativos relacionados con la extranjería o el acceso a la nacionalidad o muchas vulneraciones de derechos en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Sobre esta cuestión, los participantes apelaron a que  un momento de aumento de discursos xenófobos y de auge de la extrema derecha en Europa, es necesaria la búsqueda de soluciones europeas que, desde Bruselas, e obligue a los Estados a abordar esta realidad de forma urgentes”

Por otro lado, se ha propuesto aumentar el conocimiento de esa realidad a la cual es difícil acceder. La Federación SOS Racismo, ha explicado que el Estado no sólo no  está ofreciendo datos oficiales desde hace tres años, sino que también estos datos sólo incluyen los atestados policiales, hecho este que sólo da una visión parcial de la realidad. Por este motivo, el informe supone una «fotografía alternativa” a las estadísticas del Gobierno, dando cuenta de los 247 casos que se han registrado en las Asociaciones SOS Racismo de la Federación y que tienen que ver en la mayoría de los casos con conflictos vecinales, racismo institucional y la Policía y a la seguridad privada, con casos reales de “uso desproporcionado de la fuerza, acompañado de insultos racistas que generan situaciones discriminatorias”.

Por último, desde SOS Racismo se ha llamado a hacer una reflexión sobre el “modelo de ciudadanía” de nuestras sociedades ya que el debate y el marco que se utiliza para establecer lo que son discriminaciones “debe ser mucho más profundo y debe incluir a otros colectivos que sufren prácticas y políticas discriminatorias como es el caso del colectivo LGTBI o el de personas pobres y sin techo. Debemos, no sólo promulgar leyes que protejan a las víctimas de estos delitos, o que traten de erradicar estos comportamientos, sino también líneas de trabajo que ayuden a la diversidad como mecanismo de convivencia social.

 

Vídeo de la presentación:

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=ICt7geBRQno&feature=youtu.be»]Sample Content[/embed]

 

Galería de fotos

[su_custom_gallery source=»media: 2314,2312,2311,2313,2315,2316,2320″ link=»attachment» target=»blank» width=»100″ height=»100″ title=»never»]

 

Informe financiado por:

logo_myess_sgie_dgm_baja_resolucion_zps656d48a8  logoFAMI

Te puede interesar:

Si has sido víctima, has presenciado un acto racista o estás interesada/o en nuestro trabajo, este es el espacio para que nos cuentes.