Desde 1995, construyendo una sociedad diversa y antirracista

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Desde 1995, construyendo una sociedad diversa y antirracista

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

SOS RACISMO GIPUZKOA: Concentración «LA CALLE MATA».

(ES-EUS) Hay muchas formas de matar. De inmediato, como ocurre a veces. Lentamente, poco a poco, día a día. La calle, sobre todo, es eso. La muerte lenta, por frío, por abandono, por soledad, por desesperación. – Hiltzeko modu asko daude. Bat-batean, batzuetan gertatzen den bezala. Astiro, poliki-poliki, egunez egun. Kalea, batez ere, hori da. Heriotza geldoa; hotzagatik, abandonuagatik, bakardadeagatik, etsipenagatik hiltzea.

Acabamos de pasar unas navidades duras. Sin poder estar con nuestras familias, debido al coronavirus. Sabemos el coste que tiene en los afectos. Y esperamos que pase pronto.

Hay aquí, en nuestros pueblos, junto a nosotras, varios cientos de personas, muy jóvenes en su mayoría, lo están pasando aún peor. Están lejos de sus familias. En muchos casos, a miles de kilómetros. Llevan tiempo sin poder abrazar a sus seres queridos. Sin un hombro en el que reposar, cuando ya no puedes más.

A esa inmensa pena se une el no disponer de un techo bajo el que cobijarse, teniendo que buscar lugares en los que muy pocas personas estaríamos dispuestas a habitar. Pasando hambre, frio y soledad. Porque sentirse excluida y sola, agranda enormemente la pena. En estas fechas, con los termómetros bajo cero, es más fácil hacerse a la idea de lo inhumano que resulta no contar con recursos institucionales habitacionales para paliar sus efectos y no limitarlos, además, a lo que marque un termómetro, o a las inclemencias del tiempo.

Esta sociedad no puede dejar sin amparo a esos cientos de personas que aspiran a una vida digna. Como tú y como yo. Hay que decirles que no están solas. Hemos de hacer un esfuerzo, toda la sociedad, para que tengan un mínimo acorde con la dignidad humana.

Techo, calor, comida e higiene, es el punto mínimo de partida para dar pasos que hagan realidad los proyectos de cada persona. Para evitar caer en la exclusión. Para encontrar su sitio en nuestra sociedad.

Encaremos esa realidad. No les volvamos aún más invisibles. Cada cual desde su sitio. Las instituciones poniendo en pie los recursos necesarios. La ciudadanía, tú y yo, implicándonos en la acogida. Ofreciendo apoyo material y calor humano. Está en nuestra mano.

Por eso convocamos a la sociedad gipuzkoana a una concentración para visibilizar esta realidad y en demanda de recursos para afrontarla. Será en Donostia, el próximo domingo, 24 de enero, a las 12:00 en la Plaza de Gipuzkoa.

También os invitamos a acudir con paraguas. Nos servirá no sólo para resguardarnos del clima, sino también para guardar la distancia y para protegernos del temporal de racismo, xenofobia y aporofobia. No reforcemos la distancia física que impone el covid con la distancia social producto de los prejuicios, la injusticia y la desigualdad.

Eguberri gogorrak igaro berri ditugu. Gure familiekin egon ezinik, koronabirusa dela eta. Jakin, badakigu horrek afektuetan duen kostua. Eta laster pasako dela espero dugu.

Hemen, gure herrietan, gure ondoan, ehunka pertsona daude, oso gazteak gehienak, askoz okerrago pasatzen ari direnak. Beren familiengandik urrun daude. Kasu askotan, milaka kilometrotara. Denbora daramate maite dituztenak besarkatu ezinik. Etsiturik direnean, atseden hartzeko inoren kontsolamendurik gabe.

Pena handi horri, beren burua babesteko aterperik ez izatea gehitzen zaio, bertan bizitzeko guretako oso gutxi prest egongo ginatekeen lekuak bilatu behar dituztelarik. Gosea, hotza eta bakardadea pasatzen. Izan ere, baztertuta eta bakarrik sentitzeak izugarri areagotzen du pena. Garai honetan, termometroak zero azpitik daudela, errazagoa da ohartzea zein ankerra den erakundeen baliabiderik ez izatea hotzaren ondorioak arintzeko eta, are gehiago, baliabide horiek termometro batek markatzen duenera mugatzea.

Gizarte honek ezin ditu babesik gabe utzi bizitza duina nahiko luketen ehunka pertsona horiek. Zuk eta nik nahi dugun bezala. Esan behar diegu ez daudela bakarrik. Ahalegina egin behar dugu, gizarte osoak, giza duintasunari dagokion minimoa izan dezaten.

Sabaia, berotasuna, janaria eta higienea dira bakoitzaren proiektuen bila urratsak eman ahal izateko gutxieneko abiapuntua.Bazterkerian erortzea saihesteko gure gizartean zor zaien tokia aurki dezaten.

Errealitate horri lotuko gatzaizkio. Ez ditzagun ikusezin bihurtu. Bakoitzak bere lekutik. Erakundeek, beharrezko baliabideak martxan jarriz. Hiritarrok, zu eta ni, harreran inplikatuz. Laguntza materiala eta giza beroa eskainiz. Gure esku dago.

Kontzentrazio batera deitzen dugu errealitate hori ikusarazteko eta aurre egiteko baliabideak eskatzeko. Donostian izango da, datorren igandean, urtarrilaren 24an, 12: 00etan Gipuzkoa Plazan.

Aterki batekin etortzera gonbidatzen zaituztegu. Distantzia gordetzeko eta arrazakeria, xenofobia eta aporofobia zaparradetatik babesteko balio digu. Ez dezagun areagotu Covidak ezartzen duen distantzia fisikoa aurreiritzien, bidegabekeriaren eta desberdintasunaren ondoriozko distantzia sozialarekin.



Convocan:


Deitzen dute baita – Apoyan: Adeco, Agisas, Amher SOS Racismo, Bake Ekintza Antimilitarista, CEAR Euskadi, Darkum, Denon Elkartea, Economistas sin fronteras, EIPE-ZAIE Elkartea, Elkarrekin Podemos, Erletxe, Euskalerria Bildu, GOT, Hernaniko Harrera Sarea, Infernua Bizirik, Irungo Harrera Sarea, Kolore Guztiak, LAB, Letaman, Malen Etxea, Matiz, Medicus Mundi Gipuzkoa, Ongi Etorri Errefuxiatuak, Oxfam, Plazandreok, SODePAZ Euskadi, Stop Desahucios Bidasoa

Te puede interesar:

Si has sido víctima, has presenciado un acto racista o estás interesada/o en nuestro trabajo, este es el espacio para que nos cuentes.